top of page

VALORACION DE EMPRESAS

Igual que cualquier producto que vendemos en el mercado, las empresas tienen un valor.


La valoración de empresas es el proceso mediante el cual se intenta calcular el valor real de una empresa. Este método se utiliza en diferentes situaciones, aquí recopilamos las más comunes:

  • Compra-venta

  • Ampliaciones de capital

  • Salida/entrada de socios

  • Divorcios, herencias

  • Fondos de inversión

  • Private equity

  • Venture capital


Existen diferentes partes que participan en la valoración de empresas. Estas son las principales:

  • Socios o propietarios

  • Gestores y directivos de la empresa

  • Compradores, fondos, inversores…

  • Asesores de M&A


Valoramos nuestra empresa para saber qué recursos tenemos disponibles para generar ingresos futuros. Dichos recursos son representados por los activos de nuestro balance de situación. Por lo tanto no valoramos solo al comprar o vender el negocio, sino que cada vez que hacemos la contabilidad mensual, estamos calculando un valor total para el patrimonio neto acumulado.

Esta es una de las finalidades de la contabilidad: determinar cuál es el valor acumulado de todas nuestras acciones empresariales. El patrimonio neto de la empresa representa el valor correspondiente a los accionistas.

Sin embargo, es evidente que la contabilidad no puede capturar todo el valor de nuestros activos. Por ejemplo, el tener unos empleados con talento y motivados no es algo que se pueda reflejar en nuestra contabilidad.


Por esta razón son necesarios los métodos de valoración que nos ayudarán a determinar un valor más objetivo.



¿Sabes cúanto vale tu empresa?

¿Eres capaz de calcular el valor de tu negocio?

Lo cierto es que muchos empresarios no tienen ni idea…

Para toda persona que esté relacionado con los negocios y la administración de empresas, el valor de una empresa es uno de los indicadores más importantes.

Incrementar esta valoración tendría que ser uno de los objetivos clave de los gestores de cualquier negocio.


¿Es el valor de una empresa lo mismo que la suma del valor de sus activos? ¿Existe algún método objetivo que nos ayude en la tarea de determinar el valor la empresa?


La valoración de empresas no es una ciencia exacta, por lo que para llegar a calcular el valor razonable de una empresa, además del sentido común, conocimiento del negocio, sector, etc. tienes que apoyarte en una serie de métodos de valoración. Y a partir de esos métodos cada uno llega a su propia valoración de la empresa.



En el post de hoy te vamos a enseñar cómo se valora una empresa y cuáles son las principales metodologías que puedes utilizar para hacerlo.


Estos son los 3 mejores métodos que existen para calcular el valor real de tu empresa


Los principales métodos de valoración de empresas


1. A partir del valor de los activos de la empresa

2. A partir del valor en el mercado

3. A partir del descuento de flujos de caja


1. A partir del valor de los activos:

Este es un método de valoración que estima el valor de una empresa teniendo únicamente en cuenta el valor de los activos de la empresa. El método consiste en tomar los saldos registrados en el balance de situación y revalorarlos según algunos criterios específicos


¿Cómo se calcula?

A partir del sumatorio del valor de todos sus activos, al que podemos llegar a través de distintos métodos:

  • Valor Contable o Valor en Libros

  • Valor Contable Neto (de Pasivos)

  • Valor Ajustado: en este caso, tienes que ajustar los valores contables al valor en el mercado.

  • Valor del activo neto: valor en el mercado del activo neto de deudas.

El principal inconveniente de este método de valoración es que aporta una perspectiva limitada, porque no tiene en cuenta lo que va a ocurrir en el futuro.


La ventaja de este método es que su punto de partida son las magnitudes contables que ya están especificadas en el balance. El principal inconveniente es que aún cuando es fácil determinar el valor de liquidación de motivo concreto, es mucho más difícil saber cuánto vale ese activo en combinación con el resto de recursos de la empresa. Y ese valor integrado es precisamente lo que motiva al comprador del negocio.


2. A partir del valor en el mercado:

El método de valoración de múltiplos consiste en utilizar determinados agregados contables y compararlos con la media de las empresas del mismo sector o con los múltiplos de alguna empresa que haya sido adquirida con anterioridad.


Valoración por múltiplos comparables:

Los múltiplos comparables relacionan el valor con alguna de las principales magnitudes e indicadores clave del negocio


Los múltiples más habituales son los siguientes:

· Sobre beneficios

· Sobre EBITDA

· Sobre ventas



Las ventajas de este método de valoración

  • Es más fácil: ya que es más sencillo obtener información de la valoración de otras empresas.

  • Es una valoración más objetiva: ya que te vas a basar en datos reales y objetivos.

Desventajas : No siempre encuentras empresas similares para realizar la comparación.

Pasos para valorar tu empresa por múltiplos comparables:

1. Identifica empresas comparables

· Empresas cotizadas

· Transacciones precedentes

2. Selecciona los múltiplos adecuados:

Esto viene condicionado por los múltiplos que se suelen utilizar en tu mercado o sector.

3. Calcula los múltiplos de valoración de empresa «comparables»

Esto te permite conocer la valoración de empresas comparables a la tuya en tu mercado.

4. Valora tu empresa

Basándote en la información recopilada de tu mercado, puedes proceder a calcular el valor de tu empresa.



3. A partir del Descuento de Flujos de Caja:


Este método de valoración permite calcular el valor de nuestra compañía en función de los flujos de caja que va a generar tu empresa. El método de descuento de flujos de efectivo se basa en el principio de que todo activo debe ser valorado en función de los ingresos futuros que pueda generar.

Por lo tanto, el valor de la empresa será igual al valor deje flujos de caja actualizados a una tasa de descuento.

Por ejemplo, supongamos que nuestra empresa prevé generar unos flujos de caja de 1000. anuales durante los próximos 10 años. Descontaremos los flujos a una tasa del 5%.

Valor empresa = 1000/1,05+1000/1,052+1000/1,053+..+1000/1,0510 = 7722

La tasa de descuento representa el riesgo. A más riesgo, mayor tasa.

La ventaja de este sistema es que permite ligar la valoración con el plan de negocio de la empresa. El principal inconveniente es que la tasa de descuento no siempre es fácil de determinar.


Este es considerado el mejor método de valoración por una serie de razones:

  • Es el método más real: cuando tu compras/inviertes en una empresa, tu principal objetivo es obtener cash flow en el futuro. Está orientado a los objetivos reales del comprador.

  • Calculas el valor intrínseco: este método solo incorpora los factores que afectan directamente a tu empresa.

  • Es un método más flexible: puedes plantearte diferentes escenarios de crecimiento de la empresa y hacer un análisis de sensibilidad para ver el impacto de cada uno de ellos.


Por otro lado, este método tiene ciertas desventajas:

  • Es más complicado: es más difícil calcular los flujos de tu empresa que los múltiplos de tu sector.

  • Requiere un plan de negocio: para proyectar lo que va a ocurrir en los próximos años, necesitas haber estimado cuánto vas a crecer, cuánto vas a vender, qué inversiones vas a realizar…

  • Se basa en hipótesis: hay muchas variables incorporadas en el método que no tienen por qué ser representativas finalmente del valor real de tu empresa.

¿Cuál es el mejor método?


De los métodos presentados, el método de descuento de flujo de caja es el más completo, ya que permite profundizar en el plan de negocio usado para calcular los flujos.

Los métodos de múltiplos y balance se pueden usar como complemento para asegurar que nuestra valoración está en línea con otras transacciones y que también es coherente con la información de la contabilidad.

1 visualización0 comentarios
bottom of page